Interés General

Salud: Los suplementos vitamínicos y sus beneficios

Nuestro organismo necesita nutrientes para funcionar, sobre todo vitaminas. Y actualmente no consumimos las que nos hacen falta. Los suplementos son la solución a estas carencias.

Sabemos que nuestro cuerpo es una máquina que necesita combustible para funcionar. Y que este tiene una serie de compuestos diferentes, que denominamos nutrientes. Compuestos que cumplen una función fundamental en nuestra salud. La falta de vitaminas es la responsable de algunas enfermedades, y de que ciertas funciones normales no se desarrollen de la manera adecuada. Tomar suplementos puede ayudarnos en este sentido.

El problema de la falta de vitaminas

Vivimos en una época en la que se le da mucha importancia al cuidado de la salud, a la vez que padecemos muchas carencias. El ritmo de vida que llevamos provoca situaciones de estrés, además de que falta de tiempo nos hace comer de forma inadecuada. El resultado es una falta importante de nutrientes, que tenemos que cubrir de alguna manera.

Aunque hay quien no le presta atención, lo cierto es que no darle a nuestro cuerpo la cantidad necesaria de vitaminas puede llevar a problemas de salud, así como a trastornos como reducción del deseo, un menor vigor físico y mental e incluso una sensación de cansancio extremo.

¿Por qué tomar suplementos vitamínicos?

Básicamente, la razón por la que debemos tomar suplementos de vitaminas es que tengamos una carencia de estas. Y para saber cómo nos encontramos, lo mejor es consultar con nuestro médico y que nos haga una revisión. Los niveles de vitaminas se pueden determinar, para ver cuáles son las que nos hacen más falta, y cómo podemos cubrir esa necesidad.

Lo normal será que el propio especialista nos recomienda potenciar el consumo de alimentos ricos en estas vitaminas. Aunque también puede indicarnos el tipo de suplemento que nos puede venir bien. Lo ideal es combinar la alimentación con estos, para incrementar la cantidad de vitaminas que ingerimos.

Tipos de suplementos

Cuando hablamos de suplementos, es importante destacar que no todos son iguales ni se deben usar para lo mismo. La combinación de nutrientes se formula específicamente para un tipo de carencia. Si una mujer está embarazada, o si alguien está pasando por un período de estrés muy intenso, deberá tomar un tipo u otro de vitamina para cubrir lo que necesita. Solo así se pueden aprovechar los beneficios de estos suplementos.

Un ejemplo lo encontramos en Testo Ultra, destinado al público masculino. Se encarga de cubrir la falta de nutrientes que pueden llevar a que determinadas funciones normales, como el vigor en las relaciones sexuales, no sean las adecuadas. Cuando esto ocurre no solo se produce un problema físico, sino que también puede tener consecuencias emocionales. Por ello, cubrir la carencia para que el organismo funcione de forma adecuada es fundamental también de cara a la autoestima.

Qué tipo de suplementos elegir

Además de seleccionar el suplemento que encaje con nuestra necesidad, la amplia variedad de vitaminas que hay disponibles hace que necesitemos tomar un decisión en cuanto al formato y origen de estas.

En cuanto al formato, principalmente encontraremos dos tipos. Los suplementos más habituales son los que se preparan en forma de pastillas. La dosis dependerá de cuántas vitaminas nos hacen falta. También se pueden encontrar vitaminas en formato líquido, que puede diluirse en bebidas o alimentos. Además, actualmente también hay otro suplementos que vienen en forma de gominola, ideal para niños.

En cuanto a su origen, podemos encontrar vitaminas extraídas de productos naturales, que se asimilan mejor en el organismo, o compuestos desarrollados en laboratorio, partiendo como base también de la naturaleza, pero potenciando sus efectos.

¿Cuál elegir? En realidad, es más una cuestión de preferencias o de cuándo queramos notar los efectos. Aunque nunca está de más consultar con un experto en el cuidado de la salud.

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
m1

OTRAS NOTICIAS

m2