Actualidad

La conmovedora historia de “Avatar”, el hombre que causó infundado temor en Futrono

Eduardo, su verdadero nombre, sufre una compleja enfermedad y su familia inició su búsqueda para que no esté solo esta navidad

En abril de 2017 Red Diario Sur sorprendió a la región de Los Ríos con la historia de “Avatar”, un hombre solitario que por su extravagancia al vestir causó infundado temor en la comuna de Futrono, y que gracias al trabajo de investigación de Diario Futrono, se pudo descubrir que se trataba de un hombre bueno, con una alteración mental evidente, pero completamente inofensivo.

Pues bien, esta noticia que causó impacto en abril pasado, llegó este domingo a manos de su familia, quienes junto con ratificar que se trata de un hombre pacífico, sólo esperan que reciba una comida digna esta navidad, tal como el año pasado, ocasión en la que lograron ubicarlo y le hicieron llegar una cena navideña.

“Avatar” como es conocido en la ciudad de Frutillar, donde reside hace aproximadamente 2 años, tiene una familia que lo añora en la ciudad de Los Ángeles, y tiene también un nombre, se llama Eduardo Paredes y esta es su historia de vida.

SU HISTORIA

Eduardo cumplió 44 años este 9 de diciembre, contó profundamente emocionado a Diario Futrono, su hermano Gastón, quien relató que pasó de ser un joven como cualquier otro a sufrir esquizofrenia paranoide cuando tenía aproximadamente 20 años, tras vivir una compleja situación familiar, en la que no se ahondó, que terminó por detonar su enfermedad. Con la ayuda de medicamentos logró mantener controlada su esquizofrenia por muchos años, hasta que decidió abandonar el extenuante tratamiento médico, y fue ahí donde comenzaron los problemas.

Eduardo comenzó a tener crisis, situación que ocasionó problemas a su familia, hasta que hace casi 3 años decidió alejarse para siempre de ellos. “Prefirió irse para no causarnos daño”, dijo Gastón.

Comenzaron a buscarlo por distintas ciudades, hasta que con ayuda de carabineros y PDI, lograron dar con su paradero en Puerto Montt, seis meses después de su partida. “Él no quería saber nada de nosotros, en su delirio piensa que somos sus enemigos y le queremos hacer daño, no quiso regresar ni volver a medicarse, decidimos dejarlo ser, pero nos duele no saber de él ni poder ayudarlo”, señaló.

Con mucha pena recuerda que Eduardo era un ávido lector, muy protector de su familia, pero la enfermedad lo atrapó y lo mantiene en las calles viviendo de la caridad, sin que ellos puedan hacer algo más que sufrir en silencio e intentando saber siempre de su estado y ubicación.

Este domingo, cuando llegó a sus manos la publicación de este medio de comunicación, en la que se cuenta cómo el prejuicio por su apariencia mantuvo atemorizada a algunas personas, dice que sintió alegría de tener al fin alguna noticia sobre su paradero, pero sintió también mucha rabia y pena por la manera en la que fue juzgado, sin siquiera darse el trabajo de conocerlo.

Este miércoles el joven tomó contacto con Diario Futrono y señaló que, una vez más, lo están buscando, pero no para acercarse, pues saben que los recibirá con rechazo a causa de su enfermedad (lo que menos quieren es alterarlo), sólo buscan que en esta navidad tenga una comida digna.

“Es muy triste no poder hacer nada por él, ayúdenme a encontrarlo para hacerle llegar nuestra ayuda, pero que no sepa que somos nosotros o lo rechazará”, dice con mucha pena Gastón, al ver que una enfermedad los mantiene alejados.

BÚSQUEDA

Esta mañana Diario Futrono inició su búsqueda, hasta dar con su paradero en Frutillar, fue el cabo 2° Pedro Benavides de la Subcomisaría de Frutillar quien entregó buenas noticias, pues Eduardo, o “Avatar” como todos lo conocen, regresó hace algún tiempo a la ciudad, luego de su breve paso por ciudades como Futrono, Paillaco y Río Bueno, donde seguidores de la red de medios, reportaron haberlo visto.

El carabinero, nuevamente ratificó lo que anteriormente se había publicado sobre su actitud pacífica y se mostró interesado en conocer la historia de Eduardo y también en poder ayudar a su familia. “Nunca hemos recibido denuncias contra él, lo único que hace es pedir dinero para comprar comida, siempre está sólo y no se mete en problemas”, dijo Benavides.

De inmediato se estableció contacto con Gastón, quien se manifestó muy contento de tener noticias, se pondrá en contacto con carabineros de Frutillar para saber de su hermano, para ayudarlo, y también para dar algo de tranquilidad a una madre y familia que sufre por su ausencia, pero que poco puede hacer ante una enfermedad tan desoladora como la esquizofrenia.

 

 

TAGS: futrono   
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.